domingo, 19 de octubre de 2008

Crepúsculo: un amor peligroso

Autora: Stephenie Meyer
Editorial: Alfaguara
Disponibilidad: ALTA
*****
Qué precio tiene el amor? ¿Cuánto se puede jugar con fuego sin quemarse? ¿Qué estarías dispuesto a sacrificar por la persona que amas? ¿La vida? ¿La felicidad?
Estas son algunas de los interrogantes que Stephenie Meyer nos propone a lo largo de su primera novela juvenil Crepúsculo.
Todo comienza cuando Bella, la protagonista de la historia, una adolescente común y corriente, se muda a la casa de su padre la cual queda en un pueblito llamado Forks. Ella posee recuerdos poco gratos de aquel lugar debido al constante mal tiempo y la humedad, el tedio y la pasividad que la vida allí representa. No obstante, su impresión de Forks cambia radicalmente al conocer a Edward, hijo de una de las familias pudientes locales. Más radicalmente todavía cuando descubre que es un vampiro, al igual que el resto de su familia, y que se ha enamorado profundamente de él.
El amor es correspondido pero la pareja debe enfrentarse no solo a las reglas de la sociedad humana y de la sociedad vampírica sino también al peligro inminente que el mantener la relación simboliza para Bella y el sufrimiento que significa para Edward el representar él mismo una amenaza para aquella a quien ama.
La pareja protagonista es en sí digna de mención, ya que si bien Edward es el clásico héroe Bella es una suerte de antiheroína, torpe y no más agraciada que una chica común, lo cual hace que la belleza de su ser se exprese en su carácter y su temple. Resulta interesante ver cómo los personajes se desarrollan a lo largo del relato y cómo enfrentan las adversidades.
Con esta primera entrega la autora nos otorga la dosis justa de aventuras, dinamismo y reflexión acerca de lo complejo de las relaciones y las esperanzas y desengaños del primer amor en un entorno común como es la vida en un pueblo que, como por arte de magia, esconde en sus entrañas un mundo nuevo que se abre, al mismo tiempo, tanto para la protagonista del libro como para el lector, demostrando una vez más que lo fantástico puede estar a la vuelta de la esquina.
Mi puntaje: 8.5 libres.
Porque a pesar de ser una novela juvenil roza ciertos puntos candentes con altura, como el sexo, lo cual la torna accesible para los preadolescentes y adolescentes. Sin embargo, para los adultos puede resultar inocentona hasta cierto punto.
Reseña encontrada: "Hay tres cosas de las que estoy completamente segura. Primera, Edward es un vampiro. Segunda, una parte de él se muere por beber mi sangre. Y tercera, estoy total y perdidamente enamorada de él. "

No hay comentarios:

Delibrary

Delibrary

Buscar en este blog

Numero de visitantes: