lunes, 6 de octubre de 2008

Las puertas templarias.

Autor: Javier Sierra
Editorial: Planeta Agostini
Disponibilidad: MEDIA
*****
Después de ya poner tres libros sobre templarios y darle con un caño a dos de ellos, algunos podrían interpretar que odio el tema. Justamente lo contrario. Como me apasiona el tema y amo verdaderamente, todo lo que refiere a la orden del temple, soy muy critico en cuanto a lo que se escribe sobre el tema. Este libro salio en la colección “misterios y enigmas de la historia”, un intento de aprovechar el furor del Código Da Vinci. No podría hablar sobre el argumento, ya que arruinaría lo poco que tiene de bueno, el planteo. Porque esta historia solo se queda en planteo. El final no es tal. No existe un final, pareciera ser el primero de una saga, con un final muy pedorro. Que no llega a nada y nos intenta dejar un sensación de “Guau, mira! Descubrieron esto”. Como si el protagonista hubiera descubierto América. La fantasía de esta novela esta basada en el mito que los templarios tenían conocimientos esotéricos o poseían algún poder sobrenatural. Apoyándose en la mitología cristiana, musulmana y judía; exponen la teoría de una serie de puertas al cielo, al infierno o a otro mundo. Según el autor, Mahoma habría usado la que estaba en Jerusalén, Jacob vio descender Ángeles por una escalera (otra puerta) en Betel. Actualmente, donde se ubican estas puertas habría catedrales góticas que fueron las que los templarios mandaron o ayudaron a construir. Muy apoyado en la realidad de lo que sucedió y retorciéndolo cuando le resulta útil. .Y así, salta de tiempo en tiempo, desde la edad media a la actualidad, y vuelta atrás. Para dejar solo armado un planteo, exponer elucubraciones muy al estilo del Código Da Vinci y sin llegar a nada con la historia. Quizás esa fue su intención en primer lugar, no llegar a nada y solo exponer una serie de especulaciones. Pero para hacer eso hubiera escrito algo como “La revelación de los templarios” (libro que ya comente) o “El enigma sagrado”. Lo único que rescato es que hace un buen relato sobre la fundación de la orden del temple y la intervención de san Bernardo en ello. Es que la novela hasta ahí, venia prometiendo, pero cuando llegue al final, me dije: “así termina? Mmmm, que hambre!” Solo por eso, se salva que le ponga un uno grande como una catedral gótica.
Mi puntaje: 3 libres.
Reseña encontrada (incluida en el libro): "JERUSALÉN, 1125Tras mucho deliberar, el conde Hugo de Champaña, uno de los hombres más poderosos de Francia, abandona a su familia para unirse a una milicia instalada en el solar del antiguo Templo de Salomón. Al parecer, han descubierto una sorprendente "escalera" que desde tiempo inmemorial sirve para "ascender al Cielo".FRANCIA, EN NUESTROS DÍASAl hacer un barrido sobre las principales ciudades con catedrales góticas del país, un satélite geoestacionario descubre qué ciertas zonas emiten una extraña señal. Investigando el caso, uno de los ingenieros implicados en esta captación de señales encuentra un antiguo secreto templario que relaciona catedrales y estrellas. A medio camino entre la novela histórica y el thriller de acción, Las puertas templarías desarrolla una trama apasionante en la que el lector descubre que las "entradas al Cielo", o tal vez "salidas del Infierno", fueron selladas con catedrales y en la actualidad siguen protegidas.
Y le pongo un tres, porque exponer una teoría “templarista” en forma de novela me parece execrable absolutamente. Aunque no esta mal escrita, esta mal armado de base. Cuando uno lee un libro quiere que termine bien, pero sobre todas las cosas, que termine en algo. NO en la nada. Novela nihilista para ser más especifico.

No hay comentarios:

Delibrary

Delibrary

Buscar en este blog

Numero de visitantes: