martes, 27 de enero de 2009

Los viajes de Joenes.

Autor: Robert Sheckley
Editorial: Gaudeamus
Disponibilidad: BAJA
*****
He aquí una obra magistral, a medio camino entre el Gulliver de Swift y el Cándido de Voltaire. Joenes, el héroe de este relato, representación moderna del "buen salvaje" de los filósofos del Siglo XVIII, se enfrenta a una América utópica, demencial...satírica ad absurdis. Pero, a la vez, terriblemente sangrienta. Porque pese a su aparente tono hilarante, Los viajes de Joenes es una obra profundamente seria, que no debe engañar con su tono aparentemente superficial. Como dijo muy bien Avram Davidson, redactor jefe de la revista Magazine of Fantasy & Science Fiction, primera en publicarla: Es probable que todos ustedes se rían mientras están leyendo, pero no se engañen, a menudo, esa risa suya va a convertirse en una burbuja de sangre emergiendo por la comisura de su boca...
Este es el texto que reza la contratapa, y nunca mejor dicho.
Robert Sheckley tiene una cantidad de libros (traducidos al español al menos) ESCASA en relación a otros más prolíficos (y archiconocidos, como Bradbury o Asimov) pero con una cualidad única: el humor ácido
¿Ciencia ficción humorística????
SIIIII. ¿Por que no? Es una conjugación difícil, pero Sheckley la desarrolla con soltura, con coherencia, y se disfruta.
Una ficción inteligente, corrosiva, y que se manifiesta de modo tal que, al dar vuelta la página, IGNORAS POR COMPLETO que puede seguir a continuación. Así, sencillamente.
No valen las suposiciones: TODO ES POSIBLE en sus universos, sean novelas o cuentos
IMPRESCINDIBLE
Mi puntaje: 7 libres.
Reseña encontrada: "El fabuloso mundo de Joenes desapareció hace más de un milenio. Sabemos que los Viajes de Joenes comenzaron alrededor del año 2000, y terminaron en nuestra era. Sabemos también que la época en que se produjeron estos Viajes era notable por sus civilizaciones industriales. La articulación mecánica que caracteriza el siglo XXI dio nacimiento a un buen número de extrañas realizaciones, ignoradas del lector moderno. De todos modos, casi todos nosotros hemos tenido ocasión de aprender, en uno u otro momento, lo que los ancianos entendía por "misil teledirigido" o por "bomba atómica". Algunas de estas creaciones fantásticas pueden verse todavía en algunos de nuestros museos."

No hay comentarios:

Delibrary

Delibrary

Buscar en este blog

Numero de visitantes: