miércoles, 29 de julio de 2009

Ficciones.

Autor: Jorge Luis Borges.
Editorial: varias.
Disponibilidad: ALTA
*****
Una brillantez absoluta. Me cautivó. La segunda vez. Porque la primera ocasión en que cayó en mis manos no le encontré mucho. Será por que era chica, y estaba absolutamente fascinada con Bradbury, Asimov y otros (y no supe ver las coincidencias) No quiero profundizar porque este autor es una experiencia personal, única. Indispensable para quien nunca haya leído Borges. Total, completamente recomendable.
Mi puntaje: 9 libres.
Reseña encontrada:
"Con los cuentos reunidos en "Ficciones" Borges alcanzó su madurez literaria, abordando la temática que lo caracterizaría y forjando el estilo que lo haría famoso en el mundo. Bajo el título de "Ficciones" incluye dos de sus libros, "El jardín de senderos que se bifurcan" y "Artificios".
En el primero de los cuentos, "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius", inventa una realidad extraída de las páginas inexistentes de una enciclopedia. En "Las ruinas circulares" se interna en el misterioso e inquietante mundo de los sueños, que se convertirían en otro de sus temas recurrentes. En "La lotería de Babilonia" traza una vasta alegoría del destino humano, concebido como un infinito juego de azares que organiza una fabulosa compañía que se identifica con Dios. En "La biblioteca de Babel" propone su tema más importante: la identificación del universo con una biblioteca indefinida, infinita. "El jardín de senderos que se bifurcan" es una enorme adivinanza, una parábola cuyo tema es el tiempo. Los cuentos de la segunda parte y de "El Aleph" son también fundamentales: "Funes el memorioso", donde una memoria humana se equipara a la mente de Dios, "La forma de la espada" y "Tema del traidor y del héroe", uno de los preferidos de Borges. Como siempre, el autor se muestra sobrio, brillante, agudo, dueño de uno de los estilos más extraordinarios de este siglo."

viernes, 24 de julio de 2009

Demian.

Autor: Herman Hesse.
Editorial: varias.
Disponibilidad: ALTA
*****
Este libro me lo habían regalado cuando tenía quince años, por alguien que lo había leído a la misma edad. Una persona muy querida, me lo recomendó y yo hice caso. Descubrí que no era nada parecido a lo que había leído hasta el momento. La juventud de Emil Sinclair es algo que cualquier persona de esa edad no puede más que sentir afinidad. El enigmático personaje de Damián, te magnetiza desde el primer momento. Es el modelo de amigo que todo chico alguna vez tiene, sea en alguien un poco mayor o en un adulto compinche. Muchos acusan al autor de nazi, ignorante debería decir. Su ideología política no condice con lo estipulado sobre todo en esta obra. Y en definitiva, su pensamiento político poco tiene que ver en una obra juvenil que resalta unos valores muy distintos a los del nacional-socialismo. Me atrevo a defender a Herman Hesse de esos apelativos hechos por neófitos estúpidos, ya que ser alemán no amerita ser nazi. De hecho, el adquirió la nacionalidad suiza y durante la primera guerra mundial había escrito un articulo donde pedía que Alemania no cayera en el nacionalismo.
Dejando la historia política de Europa un poco aparte, no mucho, vemos como la historia personal del autor se ve reflejada en la novela. El episodio de la guerra, la gran guerra, sumado a otros elementos hablan de un autor que sin hacer un panfleto no deja de ser humano. Este libro se piensa muchas veces como parte de una trilogía desconectada. Formada por Damián, Siddartha y el Lobo estepario. Siendo cada uno de los tres una etapa de la vida. Damián, es la juventud. Siddartha, la adultez y el Lobo estepario la vejez. Creo que si alguien tuviera que leer estos tres libros debería ser cuando se encuentre en cada una de las etapas que representan. Mi más ferviente recomendación para esta hermosa obra de la literatura contemporánea.
Mi puntaje: 9 libres.
Reseña encontrada:
“La vida de todo hombre es un camino hacia sí mismo, la tentativa de un camino, la huella de un sendero. Ningún hombre ha sido nunca por completo él mismo; pero todos aspiran a llegar a serlo, oscuramente unos, más claramente otros, cada uno como puede. Todos llevan consigo, hasta el fin, viscosidades y cáscaras de huevo de un mundo primordial. Alguno no llega jamás a ser hombre, y sigue siendo rana, ardilla u hormiga. Otro es hombre de medio cuerpo arriba, y el resto, pez. Pero cada uno es un impulso de la Naturaleza hacia el hombre. Todos tenemos orígenes comunes: las madres; todos nosotros venimos de la misma sima, pero cada uno –tentativa e impulso desde lo hondo- tiende a su propio fin. Podemos comprendernos unos a otros, pero sólo a sí mismo puede interpretarse cada uno.”

miércoles, 15 de julio de 2009

Artemis Fowl, encuentro en el ártico.

Autor: Eoín Colfer.
Editorial: Montena.
Disponibilidad: ALTA
*****
Quizás no sea este el mejor de todos los libros de Artemis Fowl. El primero sorprende por la novedad del personaje y su cosmovisión, la de el y la del autor. Pero, tal vez siendo fiel al dicho sobre las segundas partes, el segundo no es glorioso como podría esperarse. Sin embargo, y para anular parte de lo antes expuesto aquí, el segundo libro es imprescindible para continuar y entender la saga completa del maquiavélico niño genio. Puede ser por esto, que Artemis no es tan genial o pragmático como en la primera parte. El argumento se centra en la búsqueda de su padre en el círculo ártico donde lo tiene la mafia rusa. Y termina metido en una rebelión de goblins en el mundo de los duendes. Esta segunda parte nos muestra un Artemis Fowl más vulnerable y es por esto que no termina de redondearse el carácter del personaje. Pese a esto, como le dije a alguien que está siguiendo esta saga, el dos es fundamental para entender todo lo que viene luego, que se va superando libro con libro hasta llegar al quinto. El sexto, no está traducido al castellano aún. Y no tengo ganas de leerlo en inglés. Artemis Fowl, el niño mafioso, versión maligna de Harry Potter, se pone cada vez más interesante. Si algo queda decir de este libro es que es necesario absolutamente para seguir las andanzas de este chico y su guardaespaldas, Mayordomo.
Mi puntaje: 6 libres.
Reseña encontrada:
“Después de la primera entrega del malvado Artemis, llega este segundo episodio en la que la mafia envía un correo electrónico a Artemis con un vídeo en el que aparece su padre -desaparecido y dado por muerto desde hacía mucho tiempo- en el Polo Norte. Artemis decide salvarlo. A su vez, en el mundo mágico, los goblins (las criaturas más tontas del mundo mágico) han conseguido las armas más potentes de todo el mundo mágico haciéndolas funcionar con pilas AAA humanas... ¿Quién será la persona que dirige a esos tontos goblins? ¿Cómo rescatará Artemis a su padre? Se desenvuelve muy rápido aunque hay mucho vocabulario mágico. A mí me ha gustado mucho."

jueves, 9 de julio de 2009

El pendulo de Foucault.

Autor: Umberto Eco.
Editorial: Sudamericana.
Disponibilidad: ALTA
*****
Hoy vengo a matar un libro. Y quizás a cometer una herejía. ¿Por que? Porque me voy a meter con el todopoderoso Eco. Y no me fui a ninguna cueva o catedral. Me refiero a Umberto Eco, mas específicamente a su obra “El péndulo de Foucault”. Los que crean que tiene algo que ver con Michel Foucault ya los estoy desencantando. En realidad, me lo recomendaron como el “mejor libro de templarios”. Y he leído unos cuantos, así que se reconocer algo feo cuando lo leo. La historia se diversifica en un millón de ramificaciones de eventos, fechas, personajes y lugares que satura. Eso si, está muy documentado. Tres investigadores, un poco en broma, comienzan a elaborar un hipotético plan donde la orden de los templarios tienen algún plan a escala mundial y a largo plazo en la historia. Hasta aquí, seria solo una novela a lo “Código Da Vinci” mas, pero es tal la cantidad de información que ya parece joda. Eco se delira en el plan de estos sujetos, armado como un esquema sefirotico que termina siendo un berenjenal de cosas que terminan abruptamente sin ningún sentido. Esto no seria nada, sabemos que el amigo Eco, al cual considero un genio contemporáneo, es un autor difícil de leer. El tema en cuestión es la falta de dirección que lleva la historia, nada que ver con su obra magna también del medioevo, “El nombre de la rosa.” Creo mas bien, que esto fue en parte una humorada del escritor para reírse de los gnósticos y esotéricos, mostrando todas las incoherencias que manejan en sus planteos y como hay gente que lo cree a pies juntillas. Sin embargo, y pese a que ya dije mi opinión sobre el autor, esta vez no le voy a dar la razón. Por ello, mi puntaje, le pese a quien le pese.
Mi puntaje: 4 libres.
Reseña encontrada:
“En El péndulo de Foucault se reconoce una voluntad de "novela totalizadora", integradora de todo un universo de elementos. Además explota una veta muy propia de la narrativa de nuestro siglo: la paranoia. Estos dos elementos funcionan unidos, con una intención moral explícita, por cuyo éxito, entre otros factores, podemos juzgarla.
En primer lugar, ¿qué es la "novela paranoica"? Podríamos trazar una línea que saliera de El hombre que fue Jueves de Chesterton (1908) y llegara hasta El péndulo de Foucault (1989), pasando por La subasta del lote 49 de Pynchon (1966). En ella encontraremos la figura del héroe individual luchando por descifrar las señales de un organismo opaco. Pero a la pregunta central del paranoico —"¿Quién está loco: yo o el mundo?"—, el policía infiltrado de Chesterton y la heroína de Pynchon responderán a coro: "¡El mundo!". Es el coletazo vengativo del héroe romántico arrojado al terreno demasiado movedizo de la sociedad contemporánea. A diferencia de ellos, los protagonistas de El péndulo… se sitúan, a priori en el campo de la locura, es decir: de la mentira. No es que se dejen engañar por las señales fragmentarias y complejas que reciben del universo, es que van a hilvanarlas en el juego de creación de un sentido que saben que no tiene. Y la vuelta de tuerca es que el mundo acoge, alborozado, su propuesta.”

miércoles, 1 de julio de 2009

Un mundo felíz.

Autor: Aldous Huxley.
Editorial: varias.
Disponibilidad: ALTA
*****
Esta es una obra magna de la literatura, considerado uno de los 1001 libros que hay que leer. Y no es para menos, Aldous Huxley crea una sociedad tan real como aterradora. De la mano de la ciencia ficción en su faceta más sociológica, se muestra esta antiutopía, también llamada pesadilla Huxleyana. (Adivinen por que) Veamos, si un autor, con su obra crea un nuevo concepto; no podemos hacer otra cosa que sacarnos el sombrero ante el. Su aporte ha sido y continúa siendo inestimable. Un mundo feliz, cuyo titulo original es “Brave new world” (tradutore traditore) nos lleva a un futuro hipotético donde los humanos no nacen, se hacen. Una vida gestada por clonación y manipulación genética, en el cual cada ser humano nace con una clase predestinada. Y nadie puede cambiar de clase. (Si naciste Omega, morirás omega) Donde la droga es algo corriente y hasta suministrada por la cúpula del poder. Y es en este mundo, donde un chico que nació fuera del sistema, es insertado de nuevo. El parche social resulta muy nocivo para este desventurado muchacho y nada de lo que haga podrá evitar que se sienta sapo de otro pozo. Mientras el protagonista va descubriendo esta sociedad, nos va paneando por toda la idiosincrasia del “Brave new World” y su gente. No quisiera adelantar mas, así que espero en lo próximo comentar sobre el ensayo que años después escribió el autor, “Brave new world revisited”. En Mundo Feliz, en comparación con su colega “1984” de Orwell, nos plantea una cultura cínica, ególatra, idiotizante y permisiva con otros métodos perversos de control. Algo sobre lo que Michel Foucault tendría mucho que decir, o lo debe haber hecho ya. Lo curioso, es que este libro salió varios años antes de la segunda guerra mundial, cuando las tiranías de Europa eran solo una semilla (mala semilla). En aquel entonces, “Mundo feliz” parecía muy fantasiosa y en caso contrario, “1984” era espeluznantemente más real. Hoy, llegados al siglo 21, nos topamos con que “1984” es más improbable de suceder, ya que existen factores de advertencia en la historia; mientras que “Un mundo feliz” se transforma cada día más en algo marcadamente verosímil. Sin más, solo digo que no se debe dejar de lado este libro tan importante de la literatura universal.
Mi puntaje: 10 libres.
Reseña encontrada:
"Un mundo feliz", escrito en 1932, describe una democracia que es, al mismo tiempo, una dictadura perfecta; una cárcel sin muros en la cual los prisioneros no soñarían con evadirse. Un sistema de esclavitud donde, gracias al sistema de consumo y el entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre. Para el logro de este objetivo, Huxley imagina una sociedad que utiliza todos los medios de la ciencia y la técnica - incluidas las drogas - para el condicionamiento y el control de los individuos. En ese mundo, todos los niños son concebidos en probetas y están genéticamente condicionados para pertenecer a una de las 5 categorías de población. De la más inteligente a la más estúpida: los Alpha (la elite), los Betas (los ejecutantes), los Gammas (los empleados subalternos), los Deltas y los Epsilones (destinados a trabajos arduos).”

Delibrary

Delibrary

Buscar en este blog

Numero de visitantes: