sábado, 3 de marzo de 2018

Sumisión.

Autor: michel Houellebecq
Editorial: Anagrama
Disponibilidad: ALTA 

En un estilo claro y sin demasiadas pomposidades, el autor presenta una historia al mejor estilo distópico de 1984 o Brave New World, en la cual los árabes llegan al poder sin mucha violencia o cambios drásticos. Con esta historia podrían hacerse varias lecturas, pero una posible sería la crítica a la sociedad europea actual, Francia en particular. Un país que se regodea en su apatía del entretenimiento y exitismo profesional. Los franceses prefieren dedicarse obsesivamente a sus carreras y no formar familia, algo que si hacen los musulmanes. Las elecciones ganadas por el partido islamista, apoyado por la derecha, ironicamente; llevan a la transformación de la sociedad hasta ese momento, llamada occidental. Las costumbres de relegar al ámbito hogareño a las mujeres, rezar cinco veces al día, basar todo el pensamiento cotidiano en lo que dice el Corán, etc; lleva a la pesadilla de la falaz hegemonía del pensamiento único. Criticado por ser islamfóbico,Houellebecq muestra algo tan posible como lógico, si no se modifican ciertas condiciones del mundo actual. Como novela es escalofriante, aunque los hechos son llevados con increíble naturalidad, como si él personaje creyera que es lo más normal del mundo que suceda todo lo que acontece. Un dato curioso, es que las dos o tres escenas de sexo que tiene el libro, incluyen o terminan con una sodomización; como agregar algo fundamental al concepto de la sumisión. Para que haya un amo, debe existir antes gente que decida someterse. 
Mi puntaje: 9 libres.
Reseña encontrada: 
"Francia, en un futuro próximo. A las puertas de las elecciones presidenciales de 2022. Los partidos tradicionales se han hundido en las encuestas y Mohammed Ben Abbes, carismático líder de una nueva formación islamista moderada, derrota con el apoyo de los socialistas y de la derecha a la candidata del Frente Nacional en la segunda vuelta. François, un profesor universitario hastiado de la docencia y de su vida sexual, que a sus cuarenta años se había resignado a una vida aburrida pero sosegada, ve cómo la rápida transformación que sucede a la llegada del nuevo presidente al Elíseo altera la vida cotidiana de los franceses y le depara a él un inesperado futuro. Los judíos han emigrado a Israel, en las calles las mujeres han cambiado las faldas por conjuntos de blusas largas y pantalones, y algunos comercios han cerrado sus puertas o reorientado el negocio. Y la Sorbona es ahora una universidad islámica en la que los profesores conversos gozan de excelentes salarios y tienen derecho a la poligamia. Al igual que Huysmans, el escritor del siglo XIX convertido al catolicismo al que consagró su tesis, François sopesará pronunciar las palabras que le abrirán las puertas de la religión islámica y de una nueva vida: No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta."
Pagar
El artículo disponible es la edición que se ve más arriba, Anagrama. Consulte precios por mensaje antes de cliquear, ya que puede haber aumentado desde la publicación de esta nota.

Delibrary

Delibrary

Buscar en este blog

Numero de visitantes: